Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

10 junio, 2016

Fuerza Popular, su gran oportunidad


Que Keiko Fujimori y su partido Fuerza Popular hayan decidido esperar la proclamación del Jurado Nacional de Elecciones, para reconocer la derrota electoral, y aceptar la victoria de PPK, podría ser más que una mera disquisición legalista.

Es una postura válida y estrictamente legal. Pero, en este caso, el mensaje implícito, puede exceder la forma.

Para los mal pensados, podría revelar una pequeña cucharada del jarabe amargo que tiene preparada la bancada naranja para los próximos años.

Si así fuera, sería un error.

Keiko tiene la oportunidad de mostrarle al país que realmente ha cambiado y que más allá de discursos tipo Harvard, es capaz de conducir una bancada mayoritaria con responsabilidad y pensando en el interés general del país.

No es necesario un modelo de cohabitación, cogobierno o alianza con el gobierno de Peruanos por el Kambio. Basta apoyar la gobernabilidad, es decir, permitir que el Ejecutivo pueda desarrollar su propuesta de gobierno.

O hacer un esfuerzo real por acercar posiciones en temas claves que la población espera: recuperación del crecimiento económico, inseguridad ciudadana, descentralización, lucha contra la corrupción, infraestructura básica. Y apoyar los temas claves de PPK: educación, salud, agua, rerservorios altoandinos e irrigaciones, carreteras, acceso al crédito para PYMES.

Si el alargue que vemos en reconocer la derrota es solo producto del momento –se debe respetar el luto– o si revela un comportamiento obstruccionista que se acentuará en el tiempo, es algo que se dilucidará con los días.

Superado el escenario electoral, la verdadera vena de Fuerza Popular se verá en la cancha; en su comportamiento frente al ejecutivo.

¿Utilizará el poder que tiene en el Congreso para censurar gabinetes? Eso tiene un límite constitucional que ya PPK ha señalado claramente no quiere llegar. ¿Optará por desgastar al ejecutivo de a pocos, descabezando ministros? Sería demasiado obvio e igualmente pondría al país en jaque permanente. ¿Negará facultades delegadas al gobierno si este las pidiera? A la larga podría ser un boomerang y acelerar el desgaste naranja.

De manera que lo sensato es empujar el barco en una misma dirección, buscando llegar en los mejores términos el 2021.

Etiquetas: , , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal