Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

20 octubre, 2010

Mar Bolivia y los acuerdos de Ilo

El embajador Manuel Rodríguez Cuadros ha logrado una proeza en materia de relaciones internacionales. Fue nombrado embajador del Perú en Bolivia en diciembre de 2009 y nueve meses después entrega resultados tangibles: una serie de acuerdos destinados a fortalecer las relaciones bilaterales entre ambos países.

En poco tiempo, ha cumplido el objetivo político planeado por Torre Tagle. No existe contencioso alguno con Bolivia, de manera que no había razón de fondo para resentir las relaciones peruano-bolivianas, más allá de ocasionales y anecdóticos puyazos verbales lanzados por los presidentes.

Los acuerdos firmados en Ilo cierran esta etapa de enfrentamientos y abren otra de “nueva calidad histórica” en la que Bolivia consigue beneficios inmediatos en diversas materias. A saber:

1. Facilidades portuarias permanentes en Ilo a Bolivia.

2. Zona Franca Industrial y Económica Especial por 99 años libre del pago de tributos para la instalación de industrias para la exportación y depósitos francos también por 99 años para facilitar el comercio exterior boliviano con terceros países y de éstos hacia Bolivia.

3. Renovación y ampliación por 99 años de Mar Bolivia, zona franca turística en Ilo, en la que se podrá construir un muelle deportivo y de pesca.

4. Instalación en Ilo de un anexo de la Escuela Naval Boliviana para fines de investigación, cooperación e instrucción.

5. Aprovechamiento concertado, equitativo y sustentable de las aguas de los ríos de curso sucesivo y contiguo en la frontera común.

6. Renovación del condominio sobre las aguas del Lago Titicaca y la obligación para aprovechar el uso de los recursos hídricos única y exclusivamente en beneficio del Perú y Bolivia.

7. Integración física e interconexión bioceánica. Se acuerda la conclusión en el curso del año 2011 de los 314 kilómetros restantes de la carretera Tacna–Colpa- La Paz el tramo de la carretera que unirá Cobija con Madre de Dios y la Interocéanica del Sur.

8. Contribución solidaria del Perú a la mejora de la cualidad marítima de Bolivia y la cuestión de la salida al mar. Ratificación del principio de no obstáculo a una solución definitiva a la cuestión marítima boliviana entre Bolivia y Chile.

En definitiva, como se ha señalado ayer en los discursos, el Perú y Bolivia ingresan a “una nueva calidad histórica” de sus relaciones binacionales. Una nueva etapa que espera la respuesta de sus líderes sociales, gremiales y empresariales.

Nada asegura, por cierto, que no existan nuevos ruidos o baches verbales, pero una cosa es cierta: las relaciones de los países no se guían por los afectos personales, sino por los intereses de la Nación y del Estado. Y estos altos intereses han quedado ratificados en los acuerdos de Ilo.

Etiquetas: , , ,

13 octubre, 2010

Perú, Chile, Ecuador: desajustando la correa

El embajador Luis Solari Tudela es un diplomático peruano sumamente valioso. Terminó su carrera pública como vicecanciller de la República en la gestión de Manuel Rodríguez Cuadros. Pero a lo largo de toda su vida ha dado muestras de lucidez, ponderación y firmeza en la defensa de los intereses del Perú.

Hoy lo entrevistamos en el programa que dirijo en Radio San Borja*. Y en pocos minutos desató la correa que Chile pretende ajustar en Ecuador, en relación a las “mayores seguridades jurídicas” que Ecuador exige para decidir su participación ante la Corte Internacional de la Haya en la controversia que sobre el límite marítimo fronterizo sostenemos con Chile.

Lo que propuso el embajador Solari Tudela fueron tres mecanismos de solución que permitiría ofrecer las seguridades que reclama Ecuador.

1. Firmar un tratado de límites marítimos entre Perú Y Ecuador. Sería la salida ideal. Ambos países han ratificado la no existencia de problemas en este aspecto; es más, comparten un criterio común respecto a la aplicación del paralelo geográfico. Si existiera verdadera voluntad política se formaría una Comisión Mixta Binacional y en breve plazo se levantarían los planos y cartas geodésicas necesarias. Pero esta solución enervaría a Chile. Y Ecuador no haría eso jamás.

2. Una solución más sencilla, que está en manos del Ecuador. Que el presidente Correa conteste la carta del presidente García. En una misiva personal, Correa le diría al gobierno peruano que los límites marítimos están acordados; adjuntaría la Carta Náutica que acaba de publicar y listo. El Congreso peruano analizaría las cartas de ambos mandatarios, evaluaría la Carta Náutica Ecuatoriana, discutiría el asunto y, finalmente, ratificaría la no existencia de problemas fronterizos terrestres o marítimos con el Ecuador.

3. Una solución más práctica que depende estrictamente del Perú. Pasaría porque nuestro país envíe a las Naciones Unidas su propia Carta Náutica de la Frontera Norte con Ecuador, tal como lo hicimos no hace mucho con las líneas de base y la Carta Náutica de la Frontera Marítima con Chile. Esta nueva Carta Náutica del Perú de su frontera norte coincidiría con la Carta Náutica Ecuatoriana. Y asunto arreglado.

Corresponde pues a Cancillería explorar con cuál de estas tres opciones Ecuador se siente satisfecho.

Por otro lado, como bien anota el embajador Solari Tudela, no deberíamos tampoco sobredimensionar la participación de Ecuador ante la Corte Internacional de La Haya.

Uno, porque hasta en tres oportunidades Ecuador ya se ha pronunciado oficialmente sobre la definición de la frontera marítima en los tratados del 52 y 54. Y esa posición no va a cambiar. Pero, principalmente, porque resulta invariable, el hecho que la presentación de la Carta Náutica del Ecuador –publicada recién en agosto de 2010– demuestra, en la práctica, que jamás han existido tratados de límites marítimos ni con Ecuador ni con Chile.

-------------------

* Programa “Primera Noticia” de Radio San Borja. FM 91.1. De lunes a viernes de 6 a.m. - 7 a.m. (www. radiosanborja.com)

Etiquetas: , , ,

12 octubre, 2010

Carta Náutica del Ecuador II: Piñera se ajusta la correa

El pasado 8 de agosto en este mismo blog dimos cuenta de la publicación del Ecuador de su Carta Náutica IOA42 colocando en blanco y negro el límite marítimo Ecuador-Perú y el Límite Marítimo Exterior – Sector Sur- de la República del Ecuador.

Un acto soberano del Ecuador, dijimos y nos ratificamos en ello.

Pero un acto unilateral, debemos reiterar. Legítimo, válido, pero unilateral. Y no podía ser de otra forma, porque NO EXISTE un tratado de límite marítimo fronterizo entre el Perú y Ecuador, como no lo existe entre Perú y Chile.

Lo que existe entre Perú y Ecuador es un criterio homogéneo para delimitar su frontera marítima. Utilizar el criterio de “paralelo” geográfico allí donde el contorno de las 200 millas marítimas de las islas perteneciente a uno de los países se monte, se superponga, con la proyección de 200 millas marítimas pertenecientes al otro país.

Eso es todo. No hay porqué alarmarse ni mucho menos por las recientes expresiones del presidente Rafael Correa quien acaba de señalar que “Si se ratifican con fortaleza jurídica esos límites, de acuerdo con la Carta Náutica (...), no veríamos necesidad de entrar en el proceso. Obviamente si no se ratifican esos límites, si (Perú) impugna esa Carta Náutica, pues tendríamos que considerar seriamente la posibilidad de que Ecuador forme parte del proceso de La Haya”.

Para que se produzca un impasse en este tema que obligue al Ecuador replantear su decisión y acordar acudir a la Corte Internacional de La Haya, tendría que pasar cualquiera de estas tres cosas:

1. Que Ecuador cumpla con el trámite de depositar su Carta Náutica ante las Naciones Unidas y que, efectivamente, ante esa misma instancia, el Perú observe en todo o en parte dicho instrumento jurídico.

2. Que el próximo Congreso peruano desconozca la validez de la carta personal enviada por el presidente Alan García al presidente Rafael Correa en la que corrobora que entre Perú y Ecuador no existen problemas de delimitación fronteriza terrestre o marítima.

3. Que Chile presione a Ecuador para que le exija al Perú un instrumento de “mayor seguridad jurídica” -en el tema de la delimitación marítima- que la carta personal del presidente García; como parece entenderse de las recientes declaraciones del Presidente Correa.

En todo caso, la Cancillería y el Congreso peruano deben actuar con la debida ponderación, pero también con claridad y firmeza, para conocer los alcances de la Carta Náutica del Ecuador y las implicancias que tendría para nuestro país su puesta en acción.

¿Modifica la Carta Náutica ecuatoriana el criterio común de asumir el “paralelo” allí donde la proyección de los mares de ambos países se superponen con la proyección de las 200 millas marítimas que contornean las islas existentes en la zona?

¿Qué mayores seguridades o qué otros instrumentos jurídicos puede exigir el Ecuador al Perú para no ir a la Corte Internacional de La Haya?

¿Observará nuestro país en todo o en parte la Carta Náutica del Ecuador?

Son preguntas que nuestras autoridades seguramente ya se han planteado y, es de esperar, las hayan resuelto. Como se ve, Chile no descansa. Ni se da tregua. Tal parece que el Presidente Piñera decidió ajustarse la correa.

Etiquetas: , ,

07 octubre, 2010

Resultados electorales Lima: al borde de un ataque de nervios

Al 100% de las actas contabilizadas por la ONPE -que representa el 73,80% del total de actas- la diferencia entre Susana Villarán y Lourdes Flores Nano se mantiene con un margen de ventaja para la candidata de Fuerza Social de 0,9%.

En términos absolutos, Susana obtiene hasta el momento 1 millón 318 mil 563 votos (38,49%), y Lourdes 1 millón 287 mil 387 votos (37,58%). Es decir, una diferencia de 31 mil 117 votos.

Existen 8 mil 834 actas que han sido observadas por el propio Organismo Nacional de Procesos Electorales, que representan poco más de 1 millón y medio de votos.

Matemáticamente es posible que ese millón y medio de votos no computados volteen la pequeña distancia de poco más de 31 mil votos que tiene Susana sobre Lourdes.

Sin embargo, estadísticamente, la cosa es más complicada.

La elección ha conformado un patrón de comportamiento electoral. ¿Por qué tendría que ser diferente en el millón y medio de votos faltantes, aún cuando estos no representan una muestra aleatoria con pesos y representación de los bolsones electorales?

Según los representantes de Fuerza Social, más del 75% de los votos que faltan contabilizar provienen de distritos en los que Susana sacó amplia ventaja a Lourdes.

Los seguidores de Lourdes, por su parte, están esperanzados en anular definitivamente estos votos y concentrarse en aquellos provenientes de distritos donde Lourdes sacó clara ventaja a Susana.

Será una dura pelea, voto a voto. ¿Por qué tuvimos en esta elección más de un 30% de actas observadas? Varios factores: poca preparación de los miembros de mesa, cambió de reglas de juego para validar el acta de escrutinio, improvisación, tardanza en la instalación de las mesas de sufragio.

"Por el cansancio se produjeron varios errores que derivaron en la observación de las actas (...) Más del 50% de las 8,384 actas observadas en la elección ha sido por la falta de una huella o firma", ha señalado la jefa de la ONPE.

Sea como fuere lo concreto es que hay 1 millón y medio de votos que no han sido contabilizados. Esta cifra es superior incluso a la que Susana o Lourdes obtuvieron para sí mismas.

De manera que se deben contar de manera escrupulosa. Aunque esto tome tiempo y ponga los pelos de punta a cualquiera. Se debe respetar la voluntad popular. Y esta descansa en los votos expresados. Todos los votos válidamente emitidos.

Etiquetas: , ,

01 octubre, 2010

Carta abierta a mi hija que vota por primera vez

Querida Sandy:

Sé que nuevos pensamientos asoman a tu vida. Votarás por primera vez este domingo y aunque ya pensaste por quién hacerlo, te burbujean algunas dudas. ¿Habré decidido correctamente? ¿Elegiré al mejor? ¿Vale la pena la política?

Entiendo tus dudas, hija mía. La política se ha deteriorado como moneda de cambio. Y los jóvenes como tú tienen todo el tiempo del mundo para pensar en cosas más estimulantes que el arte de gobernar, que es como los mayores definieron la actividad pública.

Pero si nos alejamos de la política -entendida como la necesidad de gobernar con ética y transparencia, con eficiencia y sentido social-, les habremos dejado espacio a los demagogos, a los corruptos, a los antipolíticos de siempre.

Por eso creo que es necesario que jóvenes como tú hagan lo que yo mismo no logro hasta hoy: hacer política desde una organización política.

La política debe asumirse como una responsabilidad para administrar una ciudad, una región, un país; un compromiso para resolver los problemas sociales; y una auténtica vocación de servicio para no confundir la cosa pública de la privada, y hacer obra para atender una demanda ciudadana y no para llenarse los bolsillos.

Antes de marcar tu cédula de votación piensa bien quién de todos los candidatos se acerca a estos principios. Y digo se acerca para no desilusionarte en tu primera oportunidad de ejercer tu derecho cívico. Con el tiempo aprenderás que se necesita algo más que acudir cada cierto tiempo a votar para ejercer realmente tu poder ciudadano.

Votar no lo es todo, pero es el principio de un bien mayor.

Vota con convicción. Sin miedo. Vota por el que te llegue al corazón. Por el que sientas sincero. Por el que te transmita más en la mirada. Vota por quien creas que gobernará con rectitud, pensando siempre en las grandes mayorías, en los que menos tienen.

Una autoridad que quiere el bien de su pueblo, recibe la recompensa de ver pasar los años con dignidad y orgullo del trabajo realizado.

Vota con sinceridad. Sin odio. Con tranquilidad. Piensa que esos segundos que pasarás a solas en la cámara secreta, son los segundos que más impacto tendrán en tu vida, porque eliges a un representante, tú representante, a quien tienes luego el derecho de reclamarle si no cumple lo que prometió en campaña.

Ve, hija mía, y cumple con responsabilidad tu primer encuentro con la adultez cívica.

Te quiere mucho,

Papá

Etiquetas: , ,