Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

30 mayo, 2014

Respuesta a El Jorobado


El día de hoy, el columnista de Perú 21, Carlos Melendez, "El Jorobado",  publica un breve artículo en el que hace una serie de juicios equivocados sobre Perú Posible y su dirigencia. En aras de un debate sereno, con todos los elementos de juicio sobre la mesa, aquí mi respuesta:

DICE CARLOS MELENDEZ: "Las elecciones subnacionales ponen a prueba la cohesión interna de las organizaciones políticas. La selección de candidatos ediles y la negociación de frentes con otras fuerzas han generado tensiones entre los liderazgos partidarios y las fuerzas de recambio. Estas tiranteces son normales y pueden dar cuenta de la vitalidad orgánica. Pero si los sectores más personalistas se imponen, en el fondo se alarga la agonía de la organización".

MI RESPUESTA: Los sectores "personalistas" de Perú Posible no se han impuesto. Al contrario son "los personalistas" los que han perdido. Perú Posible institucionalizó sus reglas de juego hace dos años en un congreso estatutario. Allí se decidió que la elección interna de candidatos sería por delegados. Los "personalistas" son los que quieren que las reglas de juego se adecúen a sus propósitos. Insistir en una candidatura cuando no se cumple ni siquiera con las firmas necesarias para ello y zaherir al partido, su organización y a sus dirigentes a través de los medios de comunicación, es prueba irrefutable de un onanismo político que privilegia lo mediático-personal a la institucionalidad. Aspirar a ser candidato es válido. Para ello se debe trabajar, persuadir, convencer. No atacar, distorsionar e imponer.

DICE CARLOS MELENDEZ: "Sus falencias (se refiere a Perú Posible) se concentran en dos áreas. Primero, no ha logrado consolidar una marca que comunique tendencia programática alguna. ¿Son de izquierda o de derecha? Confunden la indefinición con ser de centro".

MI RESPUESTA: No usamos categorías de definición que han sido superadas: derecha, centro, izquierda. Pero, si el autor las prefiere usar, nos ubicamos en el espectro político de centro-izquierda. Somos un partido democrático, moderno e inclusivo. Glocales. Nos identifica la defensa de la democracia, el manejo  responsable de la economía, la búsqueda de nuevos mercados, pero también la acción directa del Estado con los más pobres. Promovemos el desarrollo con inclusión social.  Buscamos el diálogo y el consenso. De ahí la creación del Acuerdo Nacional.

DICE CARLOS MELENDEZ: "La candidatura truncada de Juan Sheput para la Alcaldía de Lima prometía una alternativa al personalismo predominante, pero evidenció la concentración y el centralismo de las decisiones vitales en Toledo y su entorno".

MI RESPUESTA: Es al revés. El único personalismo predominante que se ve en los medios de comunicación es el de Juan Sheput. Siendo miembro de la Comisión Política, Sheput no asiste a las reuniones. No le gusta exponer internamente sus ideas, confrontarlas, consensuarlas, proponerlas o retirarlas. Le gusta hablar solo en medios. Es un político-mediático y bien por él. Pero que no venga a decir que en Perú Posible no existe institucionalidad. Todos los lunes se reúne la Comisión Política en el local del partido. También lo hacen los secretarios distritales y el CEN. Las decisiones se toman a través de colegiados, por voto. El secretario general, Luis Thais, visita las bases para hablar de unidad. Otros lo hacen para despotricar contra los dirigentes nacionales.

DICE CARLOS MELENDEZ: "Para que PP no se autodestruya por inanición necesita incrementar sus participaciones electorales. Mas estas deberían ser autónomas, independientes de alianzas en las que son socios menores y de la injerencia de un desprestigiado líder fundador".

MI RESPUESTA: Participar con un candidato que no aparece en las encuestas no necesariamente es la mejor opción para un partido. Competir por competir solo activa la maquinaria de propaganda. De lo que se trata es de llegar al poder con cuadros para estimular el nervio central de la organización. El partido debe regular sus fuerzas; debe leer con atención el escenario político actual y responder en consecuencia. La elección del 2014 servirá para reordenar el tablero del 2016. En este primer tiempo, la dispersión de candidatos solo ayuda a quien hoy encabeza las encuestas. El principal objetivo es derrotar al candidato que pretende ganar Lima en alianza con un candidato que  quiere ser nuevamente presidente. Perú Posible se ubica en esa posición de lucha. Insistir con ir a Lima con candidato propio, autoproponerse y luego desdecirse, es solo producto de un personalismo desbocado. ¿De cuándo acá un periodicazo reemplaza al contacto directo con la gente?

Etiquetas: , , , , , ,

Parque José María Arguedas *


La Parada fue más que el primer gran mercado mayorista de la capital. Fue el primer punto de confluencia de los migrantes. Allí llegaban y se detenían todas las líneas de buses interprovinciales. Familias enteras bajaban en ese punto, en la nueva y aterradora ciudad. De ahí su nombre: La Parada.
La decisión de la alcaldesa de Lima de trasladar La Parada y ordenar y formalizar el comercio mayorista demuestra no solo coraje, sino responsabilidad con el futuro de la ciudad. No podíamos seguir viviendo en medio del desorden, la informalidad y la delincuencia.
En su lugar se levantará un parque que recuerde la gesta social de miles de peruanos y peruanas que llegaron a la capital para transformarla –no sin resistencia y esfuerzo– en lo que es hoy: una Lima mestiza, una Lima de todos.
Ahora bien, si lo que se propone la autoridad municipal es simbolizar la gesta de los que llegaron a la capital, ¿por qué en lugar de un nombre genérico como “Parque del Migrante”, no simboliza La Parada con el nombre de un ícono de la cultura migrante y le pone “Parque José María Arguedas”?
Arguedas no tiene una plaza, calle o monumento importante en la capital. Y nadie mejor que él para representar al migrante andino. No solo en su obra, sino en su vida personal.
Lo migrante es para Arguedas el centro de su producción literaria, tanto como su investigación antropológica. Su vida y obra son expresión viva de la síntesis de la cultura peruana.
Aún cuando Arguedas habla quechua y escribe sobre el mundo andino, Arguedas-escritor no es un autor “indigenista puro”.
Sus primeros trabajos literarios, Agua (1935), Los ríos profundos (1958), Yawar fiesta (1941), pueden ser considerados “neoindigenistas”.
Pero obras como El sexto (1961), Todas las sangres (1964), El zorro de arriba y el zorro de abajo (1968), como sostienen diversos críticos literarios, escapan al indigenismo.
Arguedas, en su obra literaria, es la voz y alma de los nuevos ciudadanos de la capital.
Y en su faceta como antropólogo también se interesa por este tema hasta el final de sus días. En una carta que le escribe a John Murra le expresa su alegría al caminar por Chosica y encontrar en una tienda de discos “dos mil seiscientos cuarenta títulos de música serrana”. (...) “No les matarán toda el alma”.
Alguna vez, recogiendo testimonios para su trabajo antropológico, José Matos Mar recordaba las veces que, mirando La Parada desde el cerro San Cosme, conversó con José María Arguedas, sobre el futuro de Lima. Una nueva fuerza había llegado para transformar la ciudad.
Arguedas vio en La Parada y en los barrios populares de Lima y de otras ciudades de la costa peruana, el surgimiento de esa nueva fuerza del Perú profundo. Los migrantes llegaron con sus miedos, sus sueños, su esperanza, su cultura. Y su espíritu emprendedor.
La Parada fue más que un mercado mayorista. Fue un punto de llegada, de encuentro. Un punto de llegada y encuentro de todas las sangres.
Un Parque José María Arguedas en el lugar donde los migrantes dejaron sus primeras alforjas, donde empezaron a soñar en busca de oportunidades, sería un merecido reconocimiento a un ícono de la cultura migrante. El Concejo Municipal de Lima tiene la palabra.


(*) Artículo publicado en Diario 16 el 25 de mayo de 2014. P.4.

Etiquetas: , , , ,