Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

10 diciembre, 2011

Ministro de Defensa de Chile otea escenario 2012 post Haya

El ministro de Defensa del gobierno de Chile, Andrés Allamand, afirma en La Tercera que en su país existe preocupación en el terreno de las relaciones con Perú y Bolivia debido a la fase oral en que ingresará el 2012 la demanda peruana ante La Haya. “El país que no sea favorecido por La Haya enfrentará un escenario interno complicado”, señala Allamand, aunque termina admitiendo que “El compromiso de cumplir el fallo y de mantener después la política de integración son buenos elementos de contención para cualquier escenario”.

¿Por qué le preocupa la relación con los países fronterizos el próximo año?

Será compleja la relación con nuestros vecinos. Los expertos señalan que el inicio de la fase oral de la disputa limítrofe que se está viendo en La Haya podría alentar expresiones nacionalistas en Perú. Paralelamente, es previsible que haya problemas en Bolivia, si es que el gobierno de ese país materializa su anunciado propósito de denunciar el tratado limítrofe de 1904. Aunque el plazo fatal definido en la Constitución boliviana para interponer esta acción vence el 2013, también se establece una tramitación en la Asamblea Nacional de este punto en forma previa. De esta forma, es posible que, al margen de lo que suceda en Perú, en el caso de Bolivia tengamos dos frentes de conflicto: la eventual denuncia del Tratado de 1904 y el intento por aprovechar la próxima Asamblea General de la OEA, que se realizará en Cochabamba a mediados del próximo año para presentar su demanda marítima. En consecuencia, el panorama vecinal es complejo. Quiero resaltar, en todo caso, que la relación con Argentina está en su mejor momento histórico.

¿Será el año más difícil para el gobierno de Piñera?

No sé si el más difícil. Pero sí complejo. A veces, las complejidades surgen de imprevistos que pueden generar consecuencias de importancia. Lo que hace la diferencia esta vez es que se trata de un horizonte previsible. Eso significa que podemos y tenemos que estar plenamente preparados con nuestra fuerza militar. La tarea principal es mantener una capacidad de fuerza disuasiva muy preparada.

Habitualmente, los países se unen internamente frente a las amenazas externas. ¿Un escenario vecinal hostil puede beneficiar al gobierno?

En ese contexto, esa reacción yo la aprecio de otra manera: Chile tiene una sólida posición nacional sobre temas de relaciones exteriores y defensa. Son temas cruzados por muy amplios consensos internos. Lo que me preocupa es cómo se utilicen en Perú y Bolivia estas diferencias con Chile. Nosotros estamos siguiendo con gran atención lo que ocurre en esos países, porque la regla que nunca falla es: a inestabilidad interna en Bolivia o Perú, aumento de la agresividad en contra de Chile. Es preocupante que en la etapa inicial de su mandato el Presidente Humala ya haya tenido que decretar estado de emergencia en Cajamarca, donde había tenido una muy alta votación.

¿Por qué?


Que haya tenido que tomar esa medida nos da cuenta que existe una turbulencia mayor, que la veo en el siguiente eje: el Presidente Humala planteó en su campaña un discurso de revisión del modelo de desarrollo peruano. Hoy, aparece impulsando una política de inversiones para su país, en consecuencia, ahí puede haber un embrión de quienes quieran utilizar esto como un elemento de crítica permanente hacia Humala. Creo que existe el germen de una crítica de corte político en contra del Presidente. A Chile lo que más le interesa es la estabilidad política y económica de los vecinos, por eso es que nos preocupan estos acontecimientos.

¿Cómo visualiza el escenario post La Haya?

El país que no sea favorecido por La Haya enfrentará un escenario interno complicado, pero en eso consiste la responsabilidad de ambos países, que es lograr, independiente del resultado, que se acate el fallo y ambos países podamos dar vuelta la página. El compromiso de cumplir el fallo y de mantener después la política de integración son buenos elementos de contención para cualquier escenario. Chile tiene la capacidad para respetar y hacer respetar los tratados internacionales.

¿Cómo abordar los problemas que se enfrentan con Bolivia?

La Cancillería ha sido muy efectiva en hacer ver a la comunidad internacional que entre ambos países hay temas bilaterales, por lo que no corresponde elevarlos a organismos internacionales. Chile tiene que seguir explicando su posición y el que el Presidente Piñera haya asumido la presidencia del Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) es una oportunidad para reafirmar nuestra política internacional.

Hace algunos meses, un grupo de militares bolivianos traspasó la frontera chilena y luego fueron condecorados por el Presidente Morales, lo que produjo un impasse entre ambos países. ¿Qué lecciones se sacaron de ese incidente?

La actuación de los carabineros chilenos fue impecable. En los próximos años deberíamos mirar con especial atención episodios como éste, que pueden generar problemas complejos. A esto apuntan los esfuerzos que estamos haciendo junto al Ministerio del Interior en lo que es el fortalecimiento de nuestras fronteras. No me voy a pronunciar sobre la condecoración del Presidente Morales al grupo de militares que tuvo una actuación irregular en circunstancias que no están todavía aclaradas. Uno no sabe si se trató de un accidente o de algo premeditado. Lo que tenemos que hacer es estar atentos ante eventos de esa naturaleza y hemos vuelto a revisar nuestros protocolos frente a irregularidades como ésa.

Etiquetas: , , , , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal