Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

12 diciembre, 2011

Política-ficción en cinco actos

Acto I
El presidente, aborda el helicóptero de la Policía Nacional y parte con rumbo sur. Quiere observar in situ la movilización de la población de cañete enfurecida por la construcción de un penal en su zona. Lo acompaña su ministro del Interior, su ex instructor militar, retirado y empresario exitoso. El presidente quiere resultados; muy en el fondo tiene intenciones de dialogar y hacer entrar en razón a los dirigentes.

Acto II
El helicóptero se acerca al escenario y da varias vueltas sobre el teatro de operaciones. El ministro del Interior explica la situación. Hace observaciones de movimientos, disciplina táctica, repliegue de fuerzas, ataques y movidas estudiadas, circundantes, escalonadas. “No, aquí no hay una movilización espontánea de pobladores; lo que hay es un despliegue táctico de organizaciones radicales, un operativo estudiado con fines desestabilizadores”, concluye. El presidente escucha anodado.

Acto III
El helicóptero aterriza en un punto de la carretera. El presidente quiere salir, pero el ministro se lo impide. Informes de Inteligencia, dice, alertan que no existen condiciones objetivas de seguridad para el presidente. Los informes recomiendan no exponer al jefe de Estado. El ministro le pide que se quede. Baja él. Camina raudo. La corbata ventea con las hélices del helicóptero. Los medios lo abordan. Ordena, dispone, manda. Luego regresa al helicóptero. Todo en orden, presidente.

Acto IV
Esa noche se desata una descarga contra los manifestantes. La masa se desarticula. Corren en estampida. Las balas silban. Una de ellas se aloja en un poblador. La primera víctima. Al día siguiente. Las protestas ceden. Los pobladores firman un acuerdo. El gobierno ya no construirá el penal. Los familiares lloran a su muerto. La protesta termina.

Acto V
El ministro del Interior acompaña al Presidente del Consejo de Ministros a Cajamarca. El premier pretende seguir dialogando. El ministro no. El premier da un ultimátum. El ministro tiene un Plan B. Ha dejado listo un dispositivo legal disponiendo Estado de emergencia. El premier se entera por la televisión. El ministro envía un informe a Economía solicitando acciones contra el gobierno regional y gobiernos locales de Cajamarca. A la par detiene a dirigentes cajamarquinos en Lima. El MEF congela las cuentas de Cajamarca. El premier reúne en Lima a los alcaldes cajamarquinos afectados. Descongela las cuentas. Demasiadas contradicciones.

Epílogo
El premier se va. El ministro se convierte en premier.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal