Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

17 octubre, 2006

¿Canal 7 campesino?

En su primera gestión como gobernante Alan García experimentó con la economía. Hoy quiere hacerlo con los medios de comunicación públicos.

El primer intento, ya sabemos, fue un desastre. El segundo, correrá la misma suerte.

Para justificar su intromisión, García dijo lo siguiente: “El Canal 7 debe dirigirse fundamentalmente al mundo agrario. Mientras los limeños dormimos, los agricultores están despiertos y de pie y muchos ven Canal 7 y casi todos pueden escuchar Radio Nacional”.

No contento con eso, indicó que los campesinos debían tener una participación activa vía internet y conocer por televisión el mejor precio de sus productos, el precio real de los fertilizantes y cual es el mejor para sus cultivos.

A la de jefe del Estado y de Gobierno, García se ha agregado una función más: productor general de televisión nacional.

Se equivoca el Presidente de la República. La televisión pública es un ámbito mayor que la del gobierno.

Los órganos de gobierno requieren un espacio en la televisión pública, claro que sí. Todos los poderes del Estado necesitan comunicar su gestión a la ciudadanía. Lo que no pueden hacer es cooptar la programación.

Una cosa es que el gobierno tenga presencia en la televisión del Estado. Y otra muy distinta que el gobierno controle la programación del canal estatal.

Además, existe una contradicción flagrante en el razonamiento presidencial.

Si los campesinos se levantan a las 4 ó 5 de la mañana, es para irse al campo a trabajar; no para ver televisión en sus casas.

El mejor horario para los hombres del campo es cuando descansan de la faena agrícola y llegan a sus casas para almorzar o merendar.

En muchos puntos del país antes que un aparato de televisión, lo que necesitan las poblaciones rurales, es electricidad.

Las declaraciones del Presidente desnudan un problema sistémico, de fondo, que empieza a notarse en su presente gestión: la adopción de medidas sin previo análisis.

Esta vez, el anuncio fue luego de una reunión con el jefe de Pronamachcs, Rodolfo Beltrán, el jefe de Sierra Exportadora, Gastón Benza Pflucker, y el presidente interino de Canal 7, Alfonso Salcedo.

Salcedo no tiene ni tres días en el cargo, tras la bochornosa salida de María del Pilar Tello. La propuesta salió de una conversación de no más de dos horas en Palacio de Gobierno. ¿Por qué García sale a la prensa a anunciar un proyecto que no ha pasado tamiz alguno de evaluación?

Por el afán de figuración. Para demostrar que es él quien toma las decisiones. Reacciona como los chiquillos presumidos que cuando aprenden a manejar bicicleta sueltan el timón para que lo vean los demás. Lucimiento puro.

El presidente no puede hacer esos alardes. Un día de éstos por soltar el timón para que lo aplaudan terminará estrellándose. Y no será él quien lo sienta, sino todo el país.

Hablemos en serio entonces sobre el rol de Canal 7 y de Radio Nacional.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal