Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

13 enero, 2009

Giampietri: soy su amigo pero no sé nada

El primer vicepresidente de la República, Luis Giampietri, dio una entrevista al diario EXPRESO. Aunque reconoce su amistad con el almirante (r) Elías Ponce Feijoó, rechaza tener alguna sociedad empresarial con él. Descarta también que haya propuesto a Ponce para el cargo de director de la Dini o que haya ejercido influencia para su ascenso a contralmirante. De las versiones sobre un supuesto complot urdido desde el poder contra el propio presidente Alan García, nones.

–¿Usted es amigo del almirante Ponce Feijoó?
Sí, nunca niego a mis amigos. Conozco al almirante Ponce desde la década de los 80 cuando hicimos en conjunto la guerra antisubversiva contra Sendero Luminoso y el MRTA. Ponce trabajó conmigo un año que estuve en las zonas navales en la parte de Inteligencia en la cual se obtuvieron, entre otras cosas, las capturas de varios miembros importantes de esos grupos terroristas. Después lo he visto esporádicamente.
–¿Tampoco conocía las actividades empresariales de Ponce Feijoó?
Sí conocía las actividades empresariales de Ponce en el sentido de que figuran en su página web. Yo sabía que él hacía limpiezas electrónicas, entre otras cosas, pero eso es lícito.

–¿No tiene usted una sociedad con él en ninguna empresa?

No la tengo. No ha trabajado conmigo en nada particular, no tenemos ninguna relación. El señor (Fernando) Rospigliosi ha dicho que él ha trabajado para mí en la primera vicepresidencia. Le he remitido una carta al presidente del Consejo de Ministros para que certifique que no existe una oficina de la primera vicepresidencia. No tengo oficina ni en Palacio ni en ninguna otra parte. Entiendo que en el gobierno de Toledo sí hubo esta oficina, pero a mí no me la asignaron.
En esa misma carta –también se la he dirigido al presidente del Congreso– le pido a ambas instituciones me oficialicen si yo he contratado al almirante Ponce bajo cualquier modalidad de contrato. Lo que ha dicho Rospigliosi es totalmente falso y en su momento él tendrá que responder sobre esa falsedad.
Ya el Congreso me ha respondido señalando que en los registros del Congreso no obra contrato de ninguna modalidad ni requerimiento de contrato del contralmirante Elías Ponce Feijoó.

–¿Usted propuso a Ponce para el cargo de director de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini)?
Es totalmente falso por dos razones. En primer lugar lo que sí propuse, antes de que fuese primer vicepresidente de la República –y lo hice a través de la Comisión de Transferencia que presidió Luis Gonzales Posada– es que se mantenga en el cargo al almirante Julio Raygada como jefe de la Dini. Y esta propuesta se la dije también al presidente de la República.

–¿Por qué pidió la continuidad de Raygada?
Porque considero que es uno de los pocos oficiales de la Fuerza Armada que es especialista en Inteligencia. Tiene mucho criterio y una capacidad predictiva muy amplia. Esta propuesta para que Raygada siga al frente de la Dini la hice también en la Comisión de Inteligencia del Congreso. Al final, la decisión política fue poner en el cargo al coronel EP Héctor Bertrán.
Otra razón es que creo que el almirante Ponce era un buen elemento operativo pero que aún tenía un camino por recorrer para ser un ejecutivo.

–¿Conoce a Giselle Gianotti?
A ella la conocí porque es hija de un ex oficial médico de la Marina ya fallecido y, en segundo lugar, porque en algún momento yo recibí una información de Inteligencia, a principios de mi función, en la cual se hablaba de las Casas del ALBA y de los grupos Bolivarianos. Fue Gianotti quien me hizo una presentación en power point sobre el tema y ella, cual asesora, se dedicaba a proyectar las diapositivas. Luego no la volví a ver.
Le digo esto porque esta información fue divulgada por un miembro de la Comisión de Inteligencia del Congreso al exterior.
–Pero los miembros de esa comisión han juramentado mantener en secreto todo lo que se trata en ese grupo de trabajo.
Así es, señor, y salió el nombre de quiénes estaban y qué empresa había hecho la presentación.

–¿Quién filtró esa información?
Saquen ustedes sus propias conclusiones. A veces los que mucho hablan no cumplen sus propios juramentos.
Después de esa cita propuse una reunión en el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas –que fue organizada por el CCFFAA– para que tuvieran conocimiento del tema porque creí que las personas interesadas de la seguridad principal del Estado debían tomar conocimiento de la magnitud de lo que podía significar las Casas del ALBA y los grupos Bolivarianos.

–¿Usted sólo sugirió la reunión o también la organizó?
Yo sólo la sugerí. Ellos la organizaron y citaron a la gente. Yo envié como veedor de esta reunión, para que sacara un resumen, a mi asesor César Augusto Vidal.

–¿Cuando se realiza esta reunión en el Comando Conjunto Giselle Gianotti asiste como representante de Business Track o de otra empresa?
De otra empresa. No fue como representante de Business Track. Y no puedo revelar más porque he hecho un juramento de reserva.

–¿Usted sabía qué tipo de trabajo realizaba Gianotti?

En absoluto.

–Se ha dicho que usted propuso el ascenso posterior al retiro del almirante Ponce, ¿qué responde?
Cuando el almirante Ponce se retira de la Marina se va porque había ascendido. Se fue con el grado de contralmirante pero el gobierno de Paniagua le quita el grado arguyendo que había trabajado con Ibárcena Amico. Le quitaron el grado a pesar de que ya tenía su carta de ascenso.
Entonces él va al Poder Judicial, interpone un recurso y lo gana. Y el gobierno de Toledo firma y ordena que se le devuelva el grado, cosa que no se lleva a cabo.
Él sigue su juicio durante el gobierno del presidente Alan García, que es el que dispone que se acate el mandato judicial de reposición porque, si no, se incurría en desacato.
Es decir, la resolución de reposición es del 2002, con lo cual el señor Rospigliosi vuelve a mentir. El propio gobierno para el cual Rospigliosi trabajó ordenó la reposición. Para mentir y comer pescado, hay que tener cuidado.

–¿Utilizaría su poder político para defender amigos suyos que incurran en actos ilegales?
De ninguna manera, la amistad tiene un límite. Soy amigo de muchas personas, sin embargo, ello no me compromete en modo alguno en lo que cada persona pueda hacer en su vida privada o bajo su responsabilidad.

–¿Qué piensa de que se hable de que elementos activos de la Marina estén involucrados en actos de 'chuponeo'?
No creo que las instituciones se hagan en base a los actos de las personas que las componen. Las instituciones son mucho más grandes que eso. (FV)

“Hay una campaña”
–¿Evalúa interponer acciones legales contra Rospigliosi?

Estoy estudiando esa posibilidad. Primero, espero que ante las evidencias que planteo en esta entrevista él se rectifique. De no hacerlas evaluaré qué acciones tomar.

–¿Cree que hay una campaña para desprestigiarlo y a qué obedecería esto?
Evidentemente que sí. Primero tratan de mostrarme en un nivel de poder y de maquinación que no tengo. Yo he sido una persona que sigo luchando en contra de la izquierda. Hoy en día muchos medios están en manos de ellos, particularmente La República y La Primera.
En La República tengo dos personas que han escrito sobre mí hace 22 años. Se van a jubilar ya escribiendo sobre mí. Ellos son Ángel Páez y Edmundo Cruz, quienes se alternan para atacarme.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal