Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

05 enero, 2010

No sabe, no opina, no responde

El Presidente García anuncia en una entrevista radial que ha mandado a realizar una encuesta a 27,000 ciudadanos a nivel nacional, según la cual, un candidato del Apra sería el outsider de las elecciones generales del 2011.

- ¿What? ¿27,000 encuestados dijo?

Es un número gigantesco de encuestados, rompe la metodología de las empresas encuestadoras cuyo universo para este tipo de estudios oscila entre 1,200 y 1,500 ciudadanos.

- ¿Y encima el outsider sería del Apra?... No, es demasiado. Esta vez, el presidente se pasó.

Preguntemos ahora al gobierno cuánto costó la encuesta, quién la hizo, cuándo se realizó y cómo se pagó. Allí sí, todos a una, sus principales voceros se amparan en la cómoda y medrosa respuesta del no sabe, no opina, no responde.

El presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, dice, por ejemplo, que el gobierno no ha destinado “ni un centavo” de los recursos del Estado para la realización del gigantesco sondeo de opinión.

Jorge Del Castillo señala que no sabe nada, pero que tampoco es para tanto porque el Apra siempre fue “ninguneada” en las encuestas privadas y al final obtuvo mucho más de lo que pronosticaron las empresas de opinión de mercados.

Vayamos por partes.

Primero, habría que señalar que los gobiernos tienen el perfecto derecho de realizar encuestas de opinión para conocer no sólo el humor nacional, sino fundamentalmente para realizar el seguimiento a las obras de Estado.

Estos sondeos ofrecen información necesaria para la planificación de medidas propias de gobierno, miden el impacto de las mismas y ofrecen percepciones de la ciudadanía que ayudan a mejorar las acciones y la propia comunicación del gobierno.

La comunicación política está basada en el conocimiento de la opinión de los ciudadanos; en el análisis de sus respuestas y en el mejoramiento de la respuesta del Estado en sus servicios. El radar de la opinión ciudadana son las encuestas.

El problema radica cuando un gobierno en lugar de indagar sobre los principales problemas del país en sus diversas regiones, medir el impacto de las políticas de gobierno aplicadas y obtener observaciones que ayuden a corregir y mejorar dichas políticas, se dedica a auscultar la opinión política de la población con fines electorales.

Es probable que no exista una encuesta hecha a 27,000 personas mayores de 18 años. Ninguna empresa seria podría aceptar realizar ese esperpento técnico por otra razón que no sea la de embolsicarse más de 250 mil dólares, que es lo que se calcula costaría.

Pero, de por sí, preocupa que tengamos al presidente de la República jugando con los números, anunciando al país parcialmente los resultados e interviniendo de manera directa en el proceso electoral. Manipulando de alguna manera resultados que nadie sabe bien cómo se obtuvieron, quién los hizo, por encargo de quién y cómo se pagaron.

Nadie duda que el gobierno contrate encuestas. Los servicios de Inteligencia hacen encuestas. Las Fuerzas Armadas realizan encuestas.

Las empresas encuestadoras tienen entre sus clientes a ministerios y OPDs que disfrazan los sondeos de opinión con encuestas sectoriales.

Todos se conocen; saben quién es quién. Y saben también qué empresas encuestadoras han ganado más licitaciones en los últimos cuatro años.

¿Qué Contraloría ya anunció que investigará quien financió la mega encuesta del Presidente de la República?... Ese es un chiste tan grande como entrevistar a 27,000 connacionales. Primero que muestre la ficha técnica del sondeo. Será la delicia de los chicos de Estadística.

ACTUALIZACIÓN

Presidente García aclara que encuesta la realizó el APRA. En diálogo con RPP, afirmó que el sondeo se realizó a través de los 830 locales que el Apra tiene en todo el país, y se canalizó en su red informática.

El presidente de la República, Alan García Pérez, aclaró enfáticamente que la encuesta electoral, que ha despertado controversia en diversos sectores del país, se realizó con fondos del Partido Aprista Peruano (Apra), a través de su red informática, y que no se gastó "ni un centavo del Estado".

En diálogo con RPP, lamentó las críticas surgidas a raíz de la revelación de la realización de un sondeo, el cual, insistió, fue estrictamente privado.

"Quiero decir, respondiendo todas estas tonterías y temores, que es un estudio absolutamente privado, hecho por el Apra a través de su red informática", indicó.

Refirió que el sondeo se realizó a través de los 830 locales que el partido aprista tiene en todo el país, así como más de mil comités distritales.

El mandatario sostuvo que la información recogida por el personal de Apra permite tener un flujo de información que se centraliza en esta red informática.

Agregó que se consultó a la población aprista, así como externa, sobre la gestión de los ministros y la eficacia de los programas sociales.

.... Bien, es una encuesta hecha por apristas, al pueblo aprista y al pueblo en general, tabulada en el centro informático aprista... ahora ya sabemos porqué el "outsider" en ese sondeo fue el candidato aprista.

Etiquetas: , ,

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal