Politikha / Blog de Luis Alberto Chávez

04 enero, 2007

Fallo CIDH: explicación ausente

Lo que ocurrió los primeros días de mayo de 1992 con los senderistas sublevados en el Penal Miguel Castro Castro fue una ejecución. No fue un enfrentamiento solamente. O el debelamiento a sangre y fuego de un motín. Allí no hubo fuerza represiva del Estado contra un grupo insurgente como piensa, cree y defiende Rafael Rey. Hubo asesinato a sangre fría de presos rendidos.

Este es el fondo del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es la sanción a un Estado que extralimitó el uso legal de la fuerza. La pena por haber violado el más elemental de los derechos humanos; el derecho a la vida. No se pretende borrar, por cierto, las atrocidades cometidas por Sendero Luminoso. Este grupo ha sido sancionado por las Naciones Unidas como uno de los más sanguinarios de la historia; genocida y antipatriótico. Pero eso no borra los errores cometidos por el Estado en su lucha contra el mal. Hacerlo sería avalar el pensamiento Pinochet que en su carta póstuma admitió que "Los conflictos graves siempre son y serán fuente de abusos y exageraciones".

En el penal Castro Castro se ejecutó una operación planificada por la cúpula militar en el poder presidida por Alberto Fujimori Fujimori. El objetivo fue liquidar –aprovechando el motín­– a la cúpula senderista. Y así se hizo. 41 senderistas, rendidos, fueron acribillados. Así lo corroboran las investigaciones policiales, judiciales, los testigos y la Comisión de la Verdad.

Esta es la explicación que el Presidente Alan García le debe al país, como bien ha señalado el valiente ex presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), Salomón Lerner Febres. El país necesita conocer la verdad, para poder enterrar su pasado.

Con la ventaja moral de quien entregó al país un documento que revela una de las tragedias sociales más dolorosas de la historia peruana, el ex comisionado reclama al Jefe del Estado no ponerse de perfil en este tema, ahora que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha dictado sentencia.

"No está bien que el primer mandatario se ponga de perfil frente a un hecho que corresponde a la historia del Perú (el asesinato extrajudicial de dirigentes de Sendero Luminoso en el penal Castro Castro), en el que hay responsabilidad demostrada del Estado peruano y concretamente del señor Fujimori. Eso tiene que ser explicado. El país merece saber qué pasó", ha señalado Salomón Lerner.

García no la explica, no la puede contar, porque tiene un pacto con Fujimori. Un pacto de impunidad. El pacto está sellado con sangre; sangre derramada por ambos gobiernos en acciones similares. Uno tiene su frontón todavía humeante y demolido; destruido por un comando de la Marina al mando del ahora primer vicepresidente de la República (cuya sentencia está pendiente de resolución, precisamente en la CIDH). Al otro lo persiguen, por ahora, 41 senderistas arrodillados y rematados. Y aún hay más.

Ambos utilizan la misma maniobra táctica: denostar la CIDH a través de sus pregoneros, y cuestionar las indemnizaciones planteadas con el objetivo de desacatar el fallo primero y salirse de la Corte después. Así no habrá instancia alguna que los siga molestando.

El fallo de la CIDH es un argumento que podría favorecer la extradición de Fujimori. Y el gobierno lo sabe. La justicia chilena debe escuchar el razonamiento de Lerner: "(…) la respuesta del Estado fue asimétrica. Fujimori aprovechó que los senderistas se resistían al traslado para eliminar selectivamente a sus principales líderes. Fue un crimen de lesa humanidad, se mató conscientemente a determinadas personas". "Aunque no lo quiera admitir, Fujimori tiene la responsabilidad política. De eso no hay duda".

El debate en torno a las indemnizaciones y al “Monumento al Ojo que llora” es un ruido interesado. La atención debe centrarse en si el Estado instrumentó, como parte de su política represora, el asesinato de presos rendidos. Si la respuesta es sí, entonces, el Jefe del Estado debe asumir su papel ante la historia y contarle a la Nación lo sucedido. Y acatar el fallo. No hacerlo es guardar un silencio cómplice ante el país, la verdad y la historia.

8 Comentarios:

  • García sabe que tiene que generar distracciones, fuegos artificiales que desvíen la atención del verdadero sentido del fallo de las CIDH. para ello tiene a una prensa penosa en su papel, un conjunto de tránsfugas a sueldo y un Premier que no tiene reparos en descalificar un proceso por lo demás justo. De negarse a acatar el fallo dela CIDH estaremos abriendo la puerta a que asesinatos de Estado como el ocurrido en 1992 se repitan.Y eso no debe llamar la atención en un partido que como el aprista no dudó en tener su propio comando de aniquilamiento, el Rodrigo Franco, para "responder" a los terroristas.

    Por Anonymous Juan Sheput, A la/s 6:55 p.m.  

  • PACTO CON FUJIMORI, MATANZA ASESINATO COBARDE BLA BLA BLA LA MISMA PAPORRETA PROSENDERISTA QUE REPITEN UNA Y OTRA VEZ!!! EL PENAL ESTABA TOMADO ILEGALMENTE POR SENDERO! ERA SU CUARTEL GENERAL DONDE HACIAN Y DESHACIAN!!! LOS CANALLAS SENDERISTAS ESTABAN ARMADOS HASTA LOS DIENTES INCLUSO DISPARARON Y MATARON A UN VALEROSOOFICIAL DEL EJERCITO!!! QUE CURIOSO QUE SU CORTE DE CHIFLADOS RECONOSCA A TODOS LOS TERRORISTAS PERO NO AL DEFENSOR DE LA PATRIA CAIDO! ASESINOS!!! COBARDES!!! CRIMNINALES!!! COMUNISTAS CANALLAS!!! ESO SON!!! MALDITOS MALPARIDOS!!! OJALA VUELVA FUJIMORI A REVENTARLES EL ALMA A TODOS!!! VIVA EL GLORIOSO EJERCITO PERUANOS!!! VIVA EL PERU CARAXO!!!!

    Por Anonymous Anónimo, A la/s 9:38 p.m.  

  • ¿Cómo se reconcilia decir "viva el glorioso ejército peruano" con
    1. el escape de Fujimori al Japón, y con
    2. la forma irresponsable con que Fujimori condujo la guerra del Cenepa? En fin, Montesinos sí que adoctrinó bien a sus calichines... Los fanatizó en la idea que los intereses personales de él eran los intereses del Perú...

    Por Anonymous Anónimo, A la/s 12:43 a.m.  

  • Bienvenido a esta tribuna democrática, Juan. Concuerdo contigo. En el fondo lo que se busca es salir del ámbito de la CIDH para evitar sanciones propias que pueden perseguirlo a García de por vida. Muerto el perro, muerta la rabia.
    Respecto al amigo que escribe en ALTAS, ya le contestó otro anónimo inmediatamente. Yo sólo agregaría que espero que no sea un uniformado, porque tenía la esperanza que los miembros de las Fuerzas Armadas hubieran cambiado de opinión, sobre todo aquellos que pasaron por espacios como el CAEN, donde la tribuna civil-militar se ha ampliado en los últimos años.
    Por lo demás, siempre debemos recordar el comportamiento ejemplar de Grau con los marineros rendidos de Prat. No los mató. Les respetó la vida y los detuvo prisioneros. Grau se comportó, no como un caballero, sino como un hombre de armas con valores humanos. La vida se respeta aún en combate si tu enemigo expresa voluntad de rendición. Y eso pasó en Castro Castro. Los presos rendidos fueron rematados. Así de simple. Ningún estado de guerra puede avalar el asesinato. El Estado, y sus hombres que lo representan y defienden, deben tener una moral superior a la de su enemigo.

    Por Blogger Politikha, A la/s 6:57 p.m.  

  • De qué derechos humanos estamos hablando?????... Cuándo la Corte de dado un fallo semejante contra los terroristas????... Porqué en la lista a homenajear no se incluyó el nombre del policía muerto, acasó de se violaron sus derechos humanos????... cuándo se honrará a las familias de más de 20mil peruanos asesinados por estos terroristas... quién pagará los daños que se hicieron al Perú?????... Cuándo la Corte dejará de defender a los asesinos??????

    Por Anonymous Darío, A la/s 7:17 a.m.  

  • Que hubo matanza a sangre fria, es cierto, y el culpable fue Fujimori. Pero a que el Estado tenga que acatar lo que dice la CIDH, un momentito. Pongamonos a razonar un poquito. O sea que hoy nos toca realizar un acto publico homenajeando a los terroristas que murieron en la carcel y ademas incluirlos como victimas en el monumento El Ojo que Llora. Ayayay, que dictamen. Habria mejor que solicitar a la CIDH que se entere mejor de nuestra realidad.

    Por Anonymous Tomas, A la/s 3:30 p.m.  

  • Fujimori es un chivo expiatorio de los fracasados que gobernaron el pais antes y despues de el. El no fue un santo lleno de virtudes pero tampoco el monstruo como lo pintan.Y ya que se habla acerca de la matanza de Castro Castro ¿y qué?
    Sendero siempre fue un grupo violentista, nunca fue partidario del diálogo, como todos los resentidos sociales que se autodenominan "revolucionarios" preferían morir como mártires a seguir viviendo.
    Los terrucos sublevados murieron en su ley, su ideologia les enseñó un desprecio por la vida, tanto la suya como la de sus pares. "la negación de la negación es la afirmación". Pura dialéctica hegeliana. Pues bien:utilizando la logica marxista, obtenemos la siguiente formula: El estado oprime al pueblo, lo cual es ilegal; para acabar con esta ilegalidad entonces se le combate con metodos ilegales (subversión, terrorismo), lo cual al emplearse con fines "altruistas" se justifica legalmente.
    Ahora viene la inversion: Si te atacan con medios ilegales (motin Castro Castro) y te defiendes o contraatacas con metodos ilegales (ejecución de presos), entonces la matanza se justifica legalmente.
    Obviamente la izquierda RADICAL como la CAVIAR derraman lagrimas de cocodrilo por algo que siempre ha sucedido en la historia.
    Finalmente, escuché en televisión a Mister Francisco Soberón decir que los terrucos sublevados no fueron muertos en acción bélica sino asesinados a sangre fría, por lo tanto eran inocentes.
    Y Maria Elena Moyano, el almirante Cafferata, los vecinos de la calle Tarata, los trabajadores de Canal 2, etc., etc., etc. ¿estaban armados cuando murieron?, ¿fueron muertos en combate? ¿Cual fue su crimen para tener una muerte horrorosa? (A Moyano le dispararon y luego le arrojaron un petardo de dinamita). La memoria olvida con frecuencia.
    Si la CIDH (Comité Indemnizador de Homicidas) quiere que el pueblo peruano le pague a los deudos de los terrucos, que los caviares saquen plata de su bolsillo y les paguen.
    Si quieren monumento y perdón público, entonces construyan una estatua con los cráneos y esqueletos de los ronderos, civiles, policias y militares asesinados por la quinta espada de la revolución y que los miembros de la CIDH, les rindan un homenaje bailando Zorba el Griego.

    Por Anonymous Anónimo, A la/s 2:11 p.m.  

  • totalmente de acuerdo con la anterior opinion.......aca dan por hecho q los maoistas se rindieron cuando eso es SOLO UNA VERSION DE PARTE pero de ninguna manera la verdad oficial ok? hubo combate y el chino aplico el poder a usar las armas que las leyes le confieren......

    Por Anonymous Anónimo, A la/s 10:44 a.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<$I18N$LinksToThisPost>:

Crear un vínculo

<< Página Principal